Cuidados básicos para pieles sensibles

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter

¿Sufres irritación en la piel del rostro de forma habitual? Quizás tengas la piel sensible, lo que hace que determinados factores causen ese enrojecimiento cutáneo tan molesto. En este caso, debes saber que, con algunos cuidados básicos, tu piel no presentará mayores problemas y lucirá tan radiante como cualquier otra. Tan solo hay que utilizar los productos más adecuados para tu piel y aplicarlos correctamente. De hecho, en Galium puedes encontrar productos faciales aptos para todo tipo de pieles, incluidas las pieles sensibles.
A continuación, damos todas las claves para entender mejor las causas que provocan la sensibilidad en la piel y cómo cuidarla.

¿Por qué tienes la piel sensible?

Cada vez son más las personas que sufren sensibilidad en la piel, y es que hay muchos aspectos que propician este problema, como el estrés, la contaminación, una inadecuada alimentación, el sol o el uso de cosméticos inadecuados, por ejemplo. Todos ellos pueden provocar una sensibilidad extrema y la aparición de síntomas como rojeces, granitos, irritaciones, tirantez, descamaciones o aspereza al tacto, entre otros.

Por otro lado, de cara a ofrecer el mejor cuidado a tu piel, debes saber que la sensibilidad cutánea puede aparecer en diferentes formas:

  • Sensibilidad natural: puedes tener la piel sensible de nacimiento, que enrojece fácilmente, y con patologías como dermatitis, cuperosis…
  • Sensibilidad reactiva: cuando se producen reacciones en la piel ante el sol, el viento, el frío, tratamientos estéticos de tipo peeling o algún cuidado inadecuado.
  • Sensibilidad ocasional: reacciones cutáneas en momentos específicos, como estrés, mala alimentación, cambios hormonales, fatiga…

Cómo cuidar la pieles sensibles

Debes prestar especial atención a tu piel sensible y cuidarla correctamente para mantenerla en buen estado. Para ello, sigue todos estos consejos:

  • Hidrata tu piel por la mañana y por la noche, para protegerla de las agresiones externas. La Crema Hidra-Azu de Galium puede ser justo lo que necesitas.
  • Protege tu piel del sol incluso en invierno, con cremas que lleven protección para rayos UVA/UVB. Apuesta por nuestra Crema Total.
  • Utiliza productos cosméticos aptos para pieles sensibles. ¿Todavía no has probado nuestra Ampolla Flash?
  • Mantén una rutina diaria de limpieza en tu piel con productos adecuados. Este es un paso fundamental. Eso sí, evita frotar, y apuesta por movimientos suaves para no irritar la piel. Te recomendamos nuestra emulsión limpiadora dermosensitiva.
  • Huye del estrés. La piel sensible es muy reactiva con brotes y erupciones ante situaciones de fatiga y estrés.
  • Evita exponer tu piel a situaciones ambientales extremas de frío o calor.
  • Evita comidas demasiado especiadas o con productos excitantes que pueden provocar un empeoramiento en las pieles más sensibles.

Con toda esta información, ya tienes todo lo que necesitas para cuidar y proteger tu piel sensible al máximo. Visita nuestro catálogo de productos y encuentra los más adecuados para tu tipo de piel. En Galium apostamos por una cosmética natural, vegana, respetuosa y efectiva, formulada con principios activos vegetales y marinos que cuidarán eficazmente tu piel.