¿Qué tipo de crema para hidratar la piel es mejor para ti?

Facebook
Twitter

¿Sabes qué tipo de piel tienes? Debes conocerla muy bien para saber qué tipo de productos es más adecuado aplicar en ella. No todas las cremas son aptas para el mismo tipo de piel, y dependiendo de ello lucirá de una u otra forma.

Normalmente, se dividen en piel normal, seca, grasa o mixta, aunque también hay pieles que sufren algún tipo de afección, como sensibilidad, irritación, dermatitis, acné, rosácea, etc. El tipo de piel de cada persona va determinado por la genética, y puede variar en función de los factores internos y externos a los que se ve sometida en el día a día con el paso del tiempo.

Por otro lado, hidratar la piel es fundamental para mantenerla en buen estado, pero siempre utilizando los productos más adecuados para ella. A continuación, vamos a explicar las principales características de los distintos tipos de pieles y qué cremas con acción hidratante utilizar.

Tipos de piel

  • Piel normal: cuando hablamos de una piel normal, nos referimos a una piel equilibrada. En ella, quizás la zona T (frente, barbilla y nariz) pueda ser algo grasa, pero generalmente tanto el sebo como la hidratación están bien. En estos casos la piel tiene poros finos, una buena circulación, una textura suave y lisa, sin impurezas, y no es propensa a la sensibilidad.
  • Piel seca: se caracteriza porque produce menos sebo que la piel normal. Hay diferentes grados. Puede percibirse tirante, áspera, frágil y apagada, con una elasticidad débil. En pieles muy secas, la piel puede tener incluso descamaciones leves o picor, así como ser más sensible al enrojecimiento o la irritación.
  • Piel grasa: aquí ocurre lo contrario a la anterior, la piel produce más sebo que la piel normal. En este caso los poros son más grandes y claramente visibles, hay brillantez, la piel está engrosada y pálida. Es un tipo de piel que además es propensa a la aparición de espinillas y acné.
  • Piel mixta: en ella la zona T suele estar grasa y las mejillas entre normales o secas.

Si ya sabes qué tipo de piel tienes, es de vital importancia utilizar una crema para hidratar la piel específica para ella, así como tener en esto cuenta de cara a todos los productos de belleza y cosméticos que utilices. Empezar a leer la información del fabricante es fundamental en este sentido. Además, si tienes una piel sensible o como algún tipo de afección cutánea, entonces debes fijarte también en el tipo de producto que utilizas.

En Galium, apostamos por productos cosméticos aptos para todos los tipos de pieles, y contamos también con cremas de acción hidratante más específicas. Por ejemplo, nuestra Crema Total, de aplicación facial, está indicada para pieles secas y sensibles, mientras que la Crema de Oxígeno puede utilizarse para todo tipo de pieles.

REBAJAS

Hasta el

-35%